Historia 6 : la vida en Al-Andalus

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Tabla de contenidos

La civilización islámica de la España musulmana: la vida en Al-Andalus

 

Este título es bastante impreciso, ya que «España» tal como hoy la concebimos no existía entonces; pero nos ayuda a entender que esta «Historia musulmana» forma parte de nosotros, de nuestro acervo y nuestra cultura con letras mayúsculas. La vida en Al-Andalus difería bastante de la Hispania cristiana.

Ya sabéis que las conquistas a sangre y fuego ha sido la principal forma de expansión por el mundo. Los árabes la iniciaron  allá en Arabia en el s.VII y no pararon hasta llegar a Hispania.

No vamos a entrar en ello, en una anterior artículo, ¡moros en la costa! vimos como llegaron hasta Poitiers y allí los detuvo Carlos Martel,( abuelo de Carlo Magno) cortando su entrada en Europa.

Pero lo que a mí me interesa es lo que aportaron, lo que nos dejaron, sus huellas y como se vivía en Al-Andalus.

Esas huellas han sido muy diversas y de distinta condición así que vamos a quedarnos con lo más importante.

El siglo XIX añadió una gran carga de romanticismo al legado andalusí, así que yo me voy a centrar en lo que le debemos a esta gente que vino a “echar una mano” a un rey godo y decidieron quedarse; que no fuera para siempre se lo debemos a un montón de personajes cristianos cuyas vidas darían de sí para hacer muchas películas.

Cómo se vivía en Al Andalus

Calle típica en Al-Andalus

Al-Ándalus estuvo constituida por una amalgama de pueblos muy diversos, musulmanes y no musulmanes que alcanzaron un importante desarrollo económico y cultural a lo largo de la edad Media.

Las ciudades no solían tener un sistema reticular, de origen romano, más bien se articulaban en torno a distintas plazoletas. Pero sí solían tener murallas alrededor de la medina.

Todas contaban con alcazabas, auténticas fortalezas dentro de la ciudad, sobre un cerro donde habitaba el gobernante de turno. También y muy céntrica a su vez la mezquita, un lugar de culto, escuela y reunión. Además de zoco, lugar donde se realizaban las compras y el comercio en general.

A la población cristiana que vivía en territorio musulmán se llamaba mozárabe. También había judíos, presentes en la península desde tiempo inmemorial. Sefarat es el nombre que daban a Hispania, y el sefardí o ladino el idioma que hablaban. Estos judíos vivían en sus propios barrios que contaba con sinagogas que eran sus lugares de culto y las aljamas, lugares de administración. Hablaremos de ellos en otra entrada.

Los Baños públicos eran un centro de aseo personal y de reuniones, tanto para hombres como para mujeres, pero con diferente horario (¡claro! juntos pero no revueltos).

 

Extramuros

Había barrios fuera de las murallas, se llamaban arrabales, palabra que aún conservamos con el mismo significado.

Las casas de campo o de labor más modestas se llamaban alquerías y las villas en el campo más lujosas almunias.

La verdad es que comparados con el lujo y exuberancia musulmana, la Hispania cristiana (vamos a llamarla así) palidecía. Si las comparaciones son odiosas en este caso mucho más: la Alhambra de Granada, los Reales Alcázares de Sevilla, Medina Zahara, etc. son un buen ejemplo de ello.

Religión

Los cristianos y judíos, podían practicar su religión y sus costumbres, pero pagaban más impuestos. En una época en que se era más crédulo que creyente no era de extrañar que mucho se convirtieran al islam  por motivos prácticos: pagaban menos  impuestos y el dogma del Islam era más simple.

Había matrimonios mixtos, incluso al más alto nivel. Princesas cristianas casaban con príncipes árabes, eran alianzas matrimoniales para garantizar la paz.

Los grandes centros intelectuales eran Córdoba, Sevilla, Granada, Zaragoza, Málaga, Almería…Se hablaban varios idiomas pero el oficial era el árabe.

El Califato de Córdoba

El califato de Córdoba fue el centro, el foco que iluminaría Europa, el occidente europeo allá por el 929 hasta el 1031.

Las obras de carácter científico adquirieron un gran desarrollo: la medicina, farmacología (se creó el primer manual de la Edad Media en Europa), botánica, geometría, astronomía, agronomía.

Los estudios filosóficos dieron lugar a numerosas obras. La gramática ya se estudiaba en el siglo IX  y junto a la poesía  experimentaría un gran auge, especialmente en Córdoba, en donde además se crearían las escuelas de medicina y de traductores del griego y hebreo al árabe; de esta manera se recuperó el conocimiento de antiguo de autores griegos y romanos. Sin los árabes se habría perdido parte de la cultura grecorromana; ni conoceríamos a Aristóteles. Más tarde la escuela de traductores de Toledo haría el resto.

Introdujeron el regadío con máquinas elevadoras de agua como las norias, con lo que la agricultura experimentaría un gran avance. Así como el regadío.

Introdujeron plantas como el arroz, algodón, espárragos…juegos como el ajedrez. En tiempos del califato la ciudad de Córdoba llegó a tener más de 200.000 habitantes.

Arte

El arte musulmán tiene una característica que lo hace peculiar: no representa figuras humanas , ni animales. Los leones del los jardines de la alhambra son de origen visigodo.

Pero lo más espectacular que conservamos hay es sin duda su arquitectura, aquí os dejo unos ejemplos.

Comparte este post:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
0 0 votes
Puntuación
Suscríbete
Notifícame si
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Suscríbete a mi newsletter para recibir el mejor contenido

Puedes eliminar la suscripción cuando quieras

Querrás saber de mí

Lola Carrasco-Barrado

Sígueme en redes sociales

También te podría interesar

Historia
Lola Carrasco-Barrado

Historia 5 : ¡Moros en la costa!

                                          La invasión islámica: año 711 d C Fijaos la importancia de  tener una idea clara de identidad, que ocho siglos de dominación islámica

Leer más »