ARTE ALTAMIRA: 15.000 años no es nada

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Tabla de contenidos

Hasta el nombre es sugerente Y sí, 15.000 años no son nada.

Arte con letras mayúsculas

Altamira es el primer lugar donde se descubre EL ARTE DE LAS CAVERNAS, el primer arte de la humanidad. 

Hay una entrada anterior donde hablo de ingenieros, arquitectos y pintores. No nos dejaron palabras escritas, pero no las necesitaron, fueron los primeros en crear algo que es la esencia misma de la humanidad: El arte.

Altamira es excepcional porque reúne manifestaciones de todo el período paleolítico: figuras de hace 35.000 años hasta los últimos bisontes de hace unos 13.000.

Bisontes en techo de cueva

La cavidad fue descubierta por Modesto Cubillas en el año 1868. Luego fue, Marcelino Sanz de Sautuola quien visitó por primera vez la cueva en 1875 . Pero se dice que fue su hija la descubridora  de las pinturas; la encontró exactamente igual que la dejaron sus pobladores, ya que quedó sellada para la Historia tras un derrumbe. La suerte acompañó en esta ocasión al decubrimiento, ya que el hombre en cuestión marcelina Sanz era un erudito y hombre de ciencia.

En ella encontramos pintura figurativa y abstracta, numerosos símbolos, y grabados. Además utilizaron las anomalías y relieves naturales de las paredes para incorporarlo a la pintura, a la obra.

Como dice José Antonio Lasheras en la película El guardián de la cueva  «aquí la Prehistoria pasa de ser la búsqueda del objeto, al comprender personas. Allí buscaron un lugar para la trascendencia, para la expresión del pensamiento y para la creación simbólica por excelencia. «J.A Lasheras «

¿Por qué? Es lo que todos nos preguntamos.Las pinturas más importantes están en una zona profunda y obscura, hasta donde se llega casi reptando y rozando la espalda con el suelo

Así pintaban los techos en Altamira

Estas manifestaciones nos dejan más interrogantes que repuestas.

Lo que sí es evidente, es que la conexión de estas personas con la Naturaleza era extraordinaria, está claro que se consideraban parte de ella, eran una extensión de la misma, a la que además consideraban como su templo.

Pero ¿Acaso no inventamos el arte para expresar lo que las palabras no alcanzan? Cuando uno se pone delante de una pintura tan conocida como los fusilamientos del 3 de Mayo de Goya, o ante le Guernica de Picasso,¿ No está sintiendo más que pensando? Pues lo mismo ocurre con las pinturas de Altamira: el pensamiento se detiene, queda en suspensión y solo sentimos, primero cercanía y luego un salto en el tiempo, porque nos conectan con aquellos seres que sentían lo mismo que  nosotros…15.000 años no es nada.

 

No puedo pasar por alto algunos estudios que indican que la prehistoria es en gran medida femenina.
Al menos las pinturas parecen que tienen esa factura, ya que las manos que parece que las dibujaron y que quedaron como firmas en las paredes de las cuevas, son de mujer.
Nos cuesta mucho, en un sociedad tan homocéntrica, hacer el ejercicio de pensar que hace miles de años el mundo era diferente, regido por unos valores diferentes que la cuna del arte de la humanidad era un mundo en femenino.
Comparte este post:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
0 0 votes
Puntuación
Suscríbete
Notifícame si
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Suscríbete a mi newsletter para recibir el mejor contenido

Puedes eliminar la suscripción cuando quieras

Querrás saber de mí

Lola Carrasco-Barrado

Sígueme en redes sociales

También te podría interesar

QUERRÁS SABER DE MÍ…

Me presento: soy Lola Carrasco-Barrado y supongo que querrás saber de mí. He trabajado como profesora de Historia, Español ele, cultura española y hasta he

Leer más »