¿Estarán en el país de los Pitufos?

Colegio Alauda

Lola estaba asustada, había llegado a casa y no tenía noticias de Isolino.

Dio vueltas por toda la ciudad y no consiguió dar con él.

Cuando estaba sentada en el parque, cansada de buscar, Isolino apareció muy contento.

Lola lo abrazó tanto que casi le rompe su caparazón de lo fuerte que le apretó.

Isolino le contó tantas cosas que se tiraron toda la tarde en el parque hablando.

Le contó que había a un lugar donde todo era de color azul; los coches azules, las casa azules, el suelo, los colegios, los niños y personas…

¡Hasta el se había vuelto azul allí!

Lola se quedó tan asombrada que le dijo a Isolino que quería ir a aquel lugar del que tanto le había hablado.

Para ir al mundo de color azul debían juntar las dos mitades de la naranja y volverlas a separar, esta vez unieron sus manos y en un abrir y cerrar de ojos… ¡Ya habían llegado!

Lola nunca había visto algo parecido, ¡TODO ERA AZUL!

Un azul celeste, precioso, parecía un cuento de hadas…

Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *