el cuento VI

Nuestra historia comienza donde acabó la V Edición. Te lo recordamos…

Lucía E Inés Toraya (11 años y 9 años) (C.P. Las Dunas)

Cuando Lola e Isolino  pensaban que la aventuras se había terminado,  reciben una carta, nada más y nada menos  que de Cleopatra y Tutancamón, en ella dice:                      “Queridos amigos;  Necesito  que me  ayudéis. El malvado científico loco ” Dr. Bultos ” que viaja de época en época, causando estragos,a raptado  a todos los gatos,  incluidoa mi querido felino Timmy. Porfavor ,venir  cuanto  antes. Os  esperamos”

Lola e Isolino cogieron su globo rosa, azul ,amarillo y verde   y partieron  a Egipto.  Cuándo llegaron , Cleopatra  les  recibió  con los brazos abiertos,parecía  muy nerviosa.

Les contaron lo que había pasado con los gatos, este malvado doctor los quería para hacer experimentos con ellos y el plan que tenían para rescatarlos.

“ El plan es el siguiente: Cuando este dormido el Dr. Bultos, nos colaremos en su guarida en silencio y rescataremos a todos los gatos. Si se despierta Isolino y Lola se encargaran de distraerle. Y nosotros sacaremos a los gatos por la puerta de atrás.”

Por la noche se colaron en la guarida. Isolino como no miraba por donde iba se chocó con un candelabro que cayó estrepitosamente, despertando al Dr. Bultos y a sus guardias. Atrapo a nuestros amigos y les encerró en las mazmorras de su laboratorio.

Estaban un poco tristes por que no habían conseguido su propósito, entonces Isolino se puso a dar con su concha en la pared ( porque por su torpeza les habían descubierto) y se cayó un trozo de pared, entre todos escarbaron un agujero lo suficientemente grande para que Isolino se escapase y fuese a avisar a la guardia de Cleopatra.

Isolino con el ejercito de Cleopatra fueron al laboratorio y rescataron a nuestros amigos y a todos los gatos que habían atrapado. Este Isolino es un héroe.

En la confusión el Dr. Bultos escapo. ¿Adonde? ¿Seguiría haciendo de las suyas?

 

CRA BENAVITES-QUART DE LES VALLS (INFANTIL)

El doctor Bultos se fue a Benavites, un pueblo muy bonito de Valencia y se escondió en una cueva de la montaña y como era muy malo pensó un plan para fastidiar a lola pirindola y a Isolino. Hizo un avión de papel y lo lanzó con mucha fuerza para que llegara hasta Egipto y les contó a lola pirindola y a Isolino que  fueran hasta Benavites para darles un regalo, pero quería atraparlos.

Nuestros amigos eran muy listos y se enteraron de que el doctor bultos tramaba un plan para engañarlos. Así que viajaron con un avión pilotado por lola y saltaron en paracaídas justo cuando llegaban a la cueva para darle un susto.

Del susto que se pegó el doctor bultos empezaron a caer piedras de la montaña y taparon la entrada de la cueva donde se escondía. El doctor pasó mucho miedo porque la cueva estaba llena de fantasmas, zombies, esqueletos, brujas, vampiros, murciélagos, cucarachas, serpientes y arañas y no paraba de chillar del miedo que tenía.

Lola e Isolino aprovecharon para ir a visitar la clase de infantil de Benavites y los niños y niñas les enseñaron a pintar, a jugar, a recortar, a pintar con pincel y con pajitas y los llevaron de excursión por Benavites, les enseñaron la torre tan chula que hay en su pueblo y los invitaron a comer naranjas de sus campos…

 

Colegio Alauda

Lola estaba asustada, había llegado a casa y no tenía noticias de Isolino.

Dio vueltas por toda la ciudad y no consiguió dar con él.

Cuando estaba sentada en el parque, cansada de buscar, Isolino apareció muy contento.

Lola lo abrazó tanto que casi le rompe su caparazón de lo fuerte que le apretó.

Isolino le contó tantas cosas que se tiraron toda la tarde en el parque hablando.

Le contó que había a un lugar donde todo era de color azul; los coches azules, las casa azules, el suelo, los colegios, los niños y personas…

¡Hasta él se había vuelto azul allí!

Lola se quedó tan asombrada que le dijo a Isolino que quería ir a aquel lugar del que tanto le había hablado.

Para ir al mundo de color azul debían juntar las dos mitades de la naranja y volverlas a separar, esta vez unieron sus manos y en un abrir y cerrar de ojos… ¡Ya habían llegado!

Lola nunca había visto algo parecido, ¡TODO ERA AZUL!

Un azul celeste, precioso, parecía un cuento de hadas…

 

CRA BENAVITES-QUART DE LES VALLS (INFANTIL)

y por sorpresa estaba el doctor Bultos que los quería atrapar con un león de color azul que se los quería comer pero Lola e Isolino se escaparon y volvieron a su casa. estaban allí todos sus amigos y les contaron su historia y les dijeron que no volverían al país azul.

Como era viernes se fueron al colegio y estuvieron en el patio porque se habían comido todo el bocadillo, así que luego prepararon el árbol de navidad porque ya quedaba poco para que llegara Papá Noel. Isolino se había pedido un motor turbo para su cascarón para correr mucho más y lola un vaso para beber. pero resultó que ese vaso era mágico. el vaso hacía leche y también zumo, agua. y si quería cola-cao o azúcar también se lo ponía en la leche. Todos los niños y niñas de la clase de 3 años de Quart de les Valls querían tener un vaso como el de Lola, así que decidieron ir a hablar con Papá Noel…

 

Hospital la Fe de Valencia. Izan, Irene y Júlia.

Lola estaba tan asombrada que de pronto, volvió a perder a Isolino.

¡Será juguetón! Siempre anda escondiéndose por todas partes.

¡Madre mía! ¿dónde puede estar?

Lola lo buscó arriba y abajo, abajo y arriba. ¿Qué podría hacer para encontrarlo?

A Lola se le ocurrió llamar a unos niños listos listísimos que estaban en el Hospital la Fe de Valencia. Eran nada menos que Júlia, Izan e Irene que con no más de tres años, tenían unas ideas de los más morrocotudas.

Pensaron y pensaron hasta que casi les salió humo de las orejas pero como nuestros amigos eran tan listos le dijeron a Lola:

– ¿Qué es lo que más le gusta a Isolino del mundo mundial?

– Los churros y el chocolate caliente. Les dijo Lola.

– Y ¿por qué no usas tu vaso mágico para hacer chocolate? Seguro que en cuanto lo huela, sale de su escondrijo.

¡Qué idea tan estupendísima!

Lola pidió a su vaso mágico que hiciera chocolate y ¡zas! enseguida apareció Isolino que estaba escondidísimo en una bola brillante y amarilla del árbol de Navidad.

Como ya era Nochebuena, Lola y su caracol se fueron rápidamente a la cama no fuera que papá Noël les dejara sin lo que habían pedido.

¿Queréis saber qué fue?

Un caparazón nuevo con lunares para Isolino y un tinte de color rojo para Lola porque a su amiga  Júlia le encantaban las pelirrojas.

¿Qué pasaría en Navidad, se acordaría papá Noël de sus regalos?..

 

Hospital Clínico de Valencia.  Sulamita, Ramón, Noa, Amelia y Nayara

Pues sí, cuando despertaron por la mañana, Lola e Isolino encontraron regalos debajo del árbol pero como estaba tan atareado se hizo un poco de lío.

Lola encontró el tinte y como le hacía tanta ilusión se lo puso enseguida y ¿a que no sabéis qué sucedió? Pues que en lugar de rojo, se le quedó el tiente ¡a lunares! e Isolino encontró un estupendo caparazón rojo reluciente, ¡madre mía, justo al revés!

No pasa nada, dijo Lola al ver a Isolino algo triste. Es normal que Papá Noël se equivoque, tiene tanto trabajo en una sola noche. Llamaremos al hada Colorín para que solucione este lío.

Lola dio tres palmadas y en un plis apareció el hada Colorín vestida de rojo, con una larga melena de color rosa y las alas de colorines y con un solo toque de su varita, ¡zas!  Isolino recuperó su caparazón de lunares. ¡Qué contento estaba!  Pero cuando Lola se miró al espejo, ¿a que no sabéis qué le sucedió?.. ¡Los regalos habían desaparecido! Pensaron en preguntar a Papá Noël.

 

Colegio Alauda 3º ESO

Pero como Papa Noel quedaba tan lejos y estaba tan atareado, los niños decidieron visitar a los Reyes Magos. Éstos eran unos señores muy sabios, así que los pequeños les explicaron el sentido de la Navidad, que no consistía solamente en cuantos regalos podían conseguir, sino que era una época para ayudar a los más necesitados y compartir tiempo con la familia.

Les invitaron a visitar una ciudad andaluza con mucha tradición y cultura, Granada. Una vez allí fueron a visitar la Alhambra y cuál fue su sorpresa al descubrir a lo lejos la silueta del Doctor Bultos. Los Reyes le explicaron que la misión especial que tendrían esa Navidad sería impedir que el llamado Doctor Bultos les hiciera daño a los animales.

Para ello le dieron a Lola e Isolino una piedra mágica de color negro que brillaba mucho y que cuando era tocada por ambos les permitía  teletransportarse al lugar que los dos dijeran en voz alta a la vez. Con la ayuda de esta piedra y sus extraños poderes podrían acudir velozmente cuando algún niño en apuros les pidiese ayuda.

Dicho y hecho cogieron su piedra y…..

CEIP NtraSra de la Victoria (Primero)

Con la piedra en la mano se echan a andar- Se encuentran con el doctor Bultos y Lola le pregunta :

_ ¿Quieres matar a los animales?

_ Y el doctor Bultos le contesta::”Sí”

_¿Por qué?- Le vuelve a preguntar Lola

_ Porque no tengo ningún animal- Respondió El doctor.

El doctor Bultos  ve a Isolino, lo coge y sale corriendo. Aunque Lola los persigue, el doctor, que es un adulto, corre más deprisa y desaparece de la vista de Lola.

CEIP NUESTRA SEÑORA DE LA VICTORIA.(4º)

Lola se quedó pensando: -¿qué podría hacer ahora?- se preguntaba desesperada.

Y se le ocurrió la idea de utilizar la piedra mágica. Pero, como sólo era una, utilizó sólo una mitad y dijo:-llévame allá donde estén el Dr. Bultos e Isolino.

De pronto Lola apareció ni más ni menos que ¡en la Edad Media!, donde se encontró con el Dr. Bultos e Isolino.

Armaron tanto lío que les oyeron los caballeros del reino y los llevaron a las mazmorras del castillo de Villarejo de Salvanés, donde estaban celebrando los Carnavales. Estaban vigilados las 24 horas del día por guardias de la Reina.

Esperando allí en el calabozo el Dr. Bultos les propuso un trato:-Te doy a Isolino y tú me das la piedra mágica.

Justo en ese momento apareció la Reina. Les invitó al Carnaval y decidieron disfrazarse de romanos.

En el desfile Lola Pirindola le dijo al Dr. Bultos que sí hacían el trato, pensando que podrían engañarle con una piedra falsa. Así lo hicieron y abandonaron aquella época, dejando al Dr. Bultos atrapado en la Edad Media, pero claro…todos sabemos que los científicos locos siempre tienen algún experimento entre manos…

 

COLEGIO ALAUDA 1º EPO
Después de divertirse en el carnaval de la Edad Media, Lola e Isolino volvieron a
casa de nuevo. Algo cansados pues habían hecho un viaje muy largo en el pasado y
su cabeza aún le daba vueltas.
Qué sorpresa se llevaron cuando al llegar a casa, estaba todo el mundo en la calle
porque en su ciudad todavía era carnaval y todos los vecinos y amigos estaban
desfilando en él.
En su ciudad el carnaval era muy famoso, mucha gente de otros pueblos iban allí
porque era precioso y muy divertido. Todo el mundo se disfrazaba; niños, abuelos,
adultos, bebés, etc. Y había muchas agrupaciones que cantaban coplillas por la calle
y todo el mundo se lo pasaba muy bien. También había un concurso y premiaban a
los grupos que mejor iban vestidos.
Al llegar, Lola e Isolino se unieron al desfile. Tuvieron suerte porque aún iban
vestidos de la época Media.
Pero…. ¡Qué casualidad! Sus compañeros del colegio que estaban en 4º curso iban
vestidos de medievales, cuando los vieron les dijeron que se uniesen.
Estuvieron bailando y cantado y al final del día comieron todos juntos en la plaza.
Pero lo mejor de todo, ¿sabes qué fue? ¡Ganaron el segundo premio al mejor
vestuario!
Fue un día maravillo en el que sus amigos, familias y vecinos disfrutaron de un día
todos juntos.
Cuando llegaron a casa, estaban súper cansados y entrando en un profundo sueño
que…

Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *